Su rechazo tajante a la pretensión de la empresa acuícola TRUSAL de adjudicarse una gran extensión de territorio marítimo en la isla Caguach, en el mismo lugar en el que arriban las embarcaciones en gran número para la festividad de Jesús Nazareno, manifestó el biólogo Tarcisio Antezana.

En diálogo con radio Estrella del Mar de Achao, expresó su repudio a la solicitud que mantiene en trámite bastante avanzado esta compañía de salmones, la que requirió varias hectáreas de ese bordemar para explotación de choritos.

El dirigente, también presidente de la Asociación para la Defensa del Ambiente y la Cultura -ADAC-Chiloé –, dijo que es “una falta de respeto” para con este lugar de devoción religiosa de la cultura del pueblo de Chiloé.


Lamentó que por deficiencias en la misma ley que ampara estos procesos, no se tome en cuenta a la comunidad, y se realicen estas operaciones para tomarse el borde costero con total impunidad.

Agregó que desde la comunidad debe haber manifestaciones más notorias de rechazo a esta iniciativa empresarial, porque en muchas ocasiones el clamor de las poblaciones ha causado que estos proyectos se detengan.

Llamó también a las autoridades locales y provinciales para expresar el rechazo a estos proyectos de concesión porque es la única manera de detener el impacto que produciría en la religiosidad popular.